Nos encontramos en Marzo, el llamado “mes del comienzo” dado que se retoman varias actividades. Es un buen momento para llevar adelante ese proyecto de negocio, comenzar a estudiar, empezar a practicar algún deporte… ¿y por qué no también retomar aquello que alguna vez iniciamos y dejamos inconcluso? ¿Te animás a retomar otra vez?

Cuando éramos niños soñábamos con lo que haríamos de grandes. ¡Nada nos parecía imposible! No había límites para nuestra imaginación. ¿Qué sucedió en el medio? ¿Cuándo perdimos esa capacidad de soñar? Sí, cuesta mucho, se torna difícil entre miles de actividades y quehaceres que llevamos día tras día… Nunca faltan quienes te dicen: “¿Para qué vas a empezar/retomar eso? ¡Ya es muy tarde! No tenés capacidad”, y tantos otros dichos que siempre escuchás. Pero la voz que hay que oír es aquella que te da aliento, que te fortalece, la que te dice: ¡Sí podés!

Más allá de tus debilidades, más allá de lo que cueste, o incluso si llegara a parecer que ese proyecto se viene abajo… ¡esa voz te levantará con nuevas fuerzas! Y cubrirá aquella parte que vos no puedas cubrir. Esa voz es la que proviene de Dios, que te dice: “Mi amor es todo lo que necesitás; mi poder se muestra plenamente en la debilidad”

Y si estás leyendo esto en otro mes que no sea Marzo, ¡también es para vos! Cada día que comienza es una nueva oportunidad que Dios te regala. Nunca es tarde para empezar o retomar. Hoy es el día, ¡adelante!

Daniela Espinillo

daniela.espinillo@sdrlive.com.ar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *